Whatsapp multiagente

Las soluciones de whatsapp multiagente permiten que varios usuarios utilicen o controlen el mismo número de WhatsApp desde varios dispositivos y, en el mejor de los casos, con distintas capacidades.

Las soluciones multiagente se confunden a menudo con las soluciones multidispositivo, aunque no son lo mismo. En la mayoría de los casos, disponer de numerosos agentes va más allá de permitir su uso en varios dispositivos.

Funciones

  • Diferenciar los roles

La diferenciación de los roles es una de las opciones más fundamentales y significativas. Normalmente, un puesto "normal" se encarga de responder a los mensajes que se le asignan, mientras que un puesto de administrador se encarga de conceder permisos, revisar lo que publican todos los miembros del equipo, etc.

  • Herramientas para la coordinación del equipo, la mensajería interna o las notas

¿Se imagina que se te olvide lo que tus clientes quieren o necesitan todo el tiempo? ¿O qué solo se lo diga a la persona que lo atiende cuando llama por teléfono o va a la tienda?

Puedes comunicarte mejor con el equipo dejando notas dentro de la herramienta. Anotar lo que más le gusta al cliente, ofrecer una visión general de los pasos más recientes, etc. De este modo, no habrá que leer el historial en su totalidad cuando un nuevo agente se incorpore al diálogo.

  • Métricas y estadísticas

¿Quién es el agente más eficaz? ¿Quién es el agente menos eficaz? ¿Qué número de mensajes envía cada agente? ¿Cuánto tiempo suele tardar en responder tras el contacto inicial? Tendrás preguntas como estas y otras. La única manera de empezar a mejorar tu gestión de WhatsApp y tu servicio de atención al cliente es midiendo los KPI específicos. En consecuencia, la herramienta que elijas debe contar con un módulo de estadísticas.

  • Escalabilidad

De nada servirá empezar a utilizar una herramienta de forma rápida y asequible si no puedes seguir utilizándola en el futuro debido a las limitaciones financieras. Cuando se habla de escalabilidad, se referiré a la capacidad de la solución elegida para expandirse junto contigo.

  • Aplicaciones para dispositivos móviles que funcionan

Emplear una herramienta para gestionar WhatsApp, impidiendo su uso en dispositivos que son vitales para ti. Comprueba si el servicio que has elegido ofrece acceso web, una app para Android, una app para iOS o, o como mínimo, la que utilizas en tu ordenador.

Definición de una aplicación web

Un programa de aplicación que se mantiene en un servidor distante y se distribuye a través de Internet mediante una interfaz de navegador se conoce como aplicación web. Los servicios web son aplicaciones web, y muchos sitios web -pero no todos- contienen aplicaciones web, lo que te ayudará a comprender esta idea. El editor de Web.AppStorm, Jarel Remick, afirma que una aplicación web es cualquier componente de un sitio web que proporciona un servicio al usuario.

Cualquiera puede utilizar una aplicación web, que puede crearse para un sinfín de propósitos. Las más populares pueden ser sitios de comercio electrónico, calculadoras en línea o correo electrónico. La mayoría son accesibles independientemente del navegador que utilices, pero a algunas solo puedes acceder a través de un determinado navegador.

Los accesos directos permiten distinguir fácilmente una aplicación web. Un error típico es creer que la aplicación de tu dispositivo móvil es una aplicación web cuando en realidad es un acceso directo. Son, por tanto, aquellos programas a los que puedes acceder a través de un navegador.

¿Cómo funciona?

Para que una aplicación web funcione solo necesitas tres componentes fundamentales: un servidor web, un servidor de aplicaciones y una base de datos. Mientras el servidor de aplicaciones realiza las tareas necesarias, los servidores web gestionan las peticiones de los clientes. Por último, todos los datos relevantes se guardan en las bases de datos.

Además de lo anterior, la mayoría de las aplicaciones web están escritas en JavaScript, HTML5 y hojas de estilo en cascada, y suelen ser producidas en ciclos cortos por equipos pequeños (CSS).

Además, el acceso a las aplicaciones web es fácil y poco costoso. Los usuarios pueden acceder a ellas mediante una red o un navegador web como Google Chrome, Mozilla Firefox o Safari sin tener que descargar nada.